Volver

La alcaldesa firma el convenio con ANSE y los municipio de Orihuela y Murcia para la recuperación del bosque de ribera

29/12/2018

Murcia, Beniel y Orihuela compartirán el futuro bosque de ribera del meandro de las Norias. En este tramo del antiguo curso del río Segura, ANSE está implantando, en colaboración con los tres Ayuntamientos y con asesoramiento de la Comisaría de Aguas de la CHS, un bosque de ribera compartido entre dos Comunidades Autónomas y tres municipios como ejemplo de la colaboración entre diferentes entidades a través de la Custodia fluvial para favorecer la biodiversidad.

El alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, y el concejal de Murcia, Antonio Navarro Corchón, han acudido a nuestra localidad para realizar la firma del convenio con ANSE,  enmarcado dentro del proyecto de "Custodia fluvial para el refuerzo de la conectividad inter-autonómica en el río Segura". 

La alcaldesa de Beniel, Mari Carmen Morales, ha ejercido como anfitriona del acto. El alcalde de Orihuela y el concejal de Murcia han podido observar los resultados de las actuaciones de recuperación del bosque de ribera en el meandro de Las Norias. El citado meandro supone un punto estratégico para la implantación del río Segura como corredor ecológico y la recuperación de la biodiversidad.

A comienzos de este año y gracias a la colaboración entre el Programa Mixto de Empleo y Formación de Garantía Juvenil "Beniel Espacio Verde II", Ayuntamiento de Beniel, CHS y ANSE ya comenzaron en nuestra localidad las actuaciones encaminadas a recuperar este patrimonio natural de nuestra región.   El Consistorio hizo posible dotar de un sistema de riego temporal a la plantación, hasta que las raíces de los árboles y arbustos hayan alcanzado el agua subterránea. La alcaldesa ha reiterado durante la firma del convenio  su compromiso con esta causa: "Beniel es punto de encuentro y partida para recuperar nuestro entorno natural".

Para continuar este proyecto las nuevas actuaciones preven que pesar del enorme potencial para su recuperación ambiental, el meandro se encuentra invadido por caña común (Arundo donax). Esta planta de origen asiático está considerada como una de las 100 peores especies invasoras del mundo. Esto se debe a que la caña dificulta, sino imposibilita, la recuperación de la vegetación de ribera y especialmente del bosque de galería. Además, esta especie supone un riesgo para la seguridad de las personas, ya que en caso de inundaciones suele producir "baldomeras" (islas flotantes) que obturan puentes y otras infraestructuras, incrementando el riesgo de inundación. Además, los cañaverales sufren con frecuencia incendios poniendo en riesgo a las personas y los bienes. Otro impacto deriva del enorme consumo de agua que realizan los cañaverales y que reducen el caudal de los ríos.

Además, en el meandro de las Norias se encuentran otras especies similares a la caña y cuya erradicación no se plantea, como la rara caña judía (Arundo micrantha), una auténtica rareza botánica y especie genuina del Mediterráneo que parece encontrarse amenazadas por la invasión de su pariente asiática.

En los nuevos trabajos de recuperación ambiental, se está planteando la sustitución de los extensos cañaverales por formaciones de bosque de ribera compuestas por álamos (Populus alba), olmos (Ulmus minor), tarajes (Tamarix canariensis), almeces (Celtis australis), fresnos (Fraxinus angustifolia) e incluso algunos sauces (Salix sp. pl.) y sauzgatillos (Vitex agnus-castus) acompañados de baladres (Nerium oleander). Este tipo de bosque reporta innumerables beneficios tanto ambientales como paisajísticos y lo que resulta más relevante desempeña importantes servicios a la sociedad a través de la retirada de gases de efecto invernadero, la depuración las aguas o la reducción la temperatura ambiental y del agua por el sombreado

La actuación se ha realizado en el marco del proyecto "Custodia fluvial para el refuerzo de la conectividad inter-autonómica en el río Segura" con el apoyo del Ministerio para la Transición Ecológica a través de la Fundación Biodiversidad.